Seguidores

jueves, 23 de junio de 2011

ROPA TENDIDA


Reminiscencias de un pasado que se resiste a morir. Retales de un Madrid periférico que convive con la modernidad más pujante que los rodea, amenazando con fagocitarlos.

¿Era peor aquella ciudad que la de ahora? Habría mucho que hablar y debatir sobre ello. Aquella más humana, ésta más cómoda.

Se ve inquietud por agradar pese a la humildad. Esa "decoración" lo delata. En mi opinión personal, pese a esa ropa tendida que afea el entorno, me agrada.

8 comentarios:

Montserrat Sala dijo...

Hola José Luís: Mirando la foto,es verdad que se vé ropa tendida, pero teniendo en cuenta todos los terrados y balcones que se ven, no hay tanta.
Son mucho más visibles, e importantes, són las pinturas que decoran el conjunto.
Ete pequeño "defecto" la hace mas humana. Saludos

Luis G. dijo...

Cuando hay ingenio, sensibilidad, buen gusto, el arte es el protagonista, pese a aditamentos cotidianos.Me gustan esas pinturas, que realzan detalles de una naturaleza que las grandes urbes van absorbiendo en su ensanche.

Excelente toma, querido amigo. Las terrazas escalonadas forman parte de ese escenario.

Un fuerte abrazo,

Luis.

Sara dijo...

Pues en nuestros pueblos tendemos la ropa...y es precioso tender la ropa al sol,o al aire de montaña después de lavarla, eso si...cada uno en nuestra casita jajajaja.

La foto me encanta, no parece Madrid desde luego que NO.

abrazotedecisivo y pasa buen CORPUS, aquí estamos de fiestas.

Mª Angeles y Jose dijo...

Hola solazo!

Aqui se sigue tendiendo la ropa, pero en las terrazas y en los patios de luces,en la calle ya no es normal...

Pero recuerdo cuando yo tenia entre cuatro y ocho años que mi madre tendia en la puerta de la casa y recuerdo los dias de viento como se sacudia la ropa al viento......a veces sobre todo en los pueblos pequeños y en los campos busco esa imagen, pero hasta hoy aun no pude fotografiarla.

Bonita foto,como dice Sara no parece Madrid.

Estas de puente?

Besos

Jan Puerta dijo...

Tender la ropa bajo la influencia directa del sol es uno de los pocos reductos que nos queda de antaño. A mi me recuerda al pueblo de mi infancia. Y eso... no tiene precio.
Un abrazo

emejota dijo...

La ropa tendida me habla del relativismo del pensamiento. Ya ves tu que cosas me pasan con tus imágenes. Bella foto y comentario al respecto. Beso.

Flor dijo...

Hola Jotita

La ropa tendida queda siempre feo. Acá los arquitectos ahora no proyectan estendales lo que me parece muy bien, pero después la gente quier poner la ropa a secar y tiene que comprar una secadora. Si no puede comprar una se tiene que arreglar de cualquier forma. Imagina la energia con lo cara que está y las secadoras gastan muchicimo!!!!
Hay que ir lavar al río y secar la ropa sobre las hierbas jajajajaj

Las paredes de los edificios me parece muy bien que las pinten. Acá también ya lo estan haciendo.

Besos y feliz fin de semana.

Flor

Lito dijo...

Creo que esa decoración es lo que dices, el deseo de agradar, tomado casi por obligación. Seguro que han pensado en dar buena imagen cara a la galería, pero no en unos buenos tendales.
La ropa tendida lo hace más humano.Espero que la humildad de mucha gente no se considere fea.
Un abrazo.