Seguidores

jueves, 2 de abril de 2009

MI MEJOR AMIGO



Pensando qué fotografía podría ilustrar mejor la inauguración de este blog, he llegado a la conclusión que lo más idóneo es presentar a todos los visitantes a mi mejor amigo, rindiéndole un pequeño homenaje por su impagable amistad.

Tiene cuatro patas, es peludo, no habla, aunque se le entiende perfectamente y, sobre todo, es un Ángel de Díos, porque los ángeles no son esos que nos pintan con alas. Adoptan muchas formas.

También es extremadamente inteligente, nunca miente y da todo el amor que lleva dentro, que es infinito, sin condiciones y todo ello a cambio de muy poco.

Tiene la virtud de mimetizarse conmigo. Si estoy alegre, él está alegre. Si estoy triste, muestra su solidaridad conmigo y trata de molestar lo menos posible, excepto para darme unos cuantos lametones, diciéndome con ellos: "No te preocupes, yo estoy contigo".

Por todo lo que me aportas, por todo lo que me enseñas diariamente, por acompañarme en todos los momentos de mi vida, te doy las gracias amigo. Eres
pequeño en tamaño, pero inmenso en bondad, amistad y amor.

Va por ti.


12 comentarios:

Mayte dijo...

Pues sí, da todo su amor, pero no a cambio de muy poco, sino a cambio de nada.
Besos!
Y achuchones al peludo!

Jan Puerta dijo...

Hace unos años, tuve un perro callejero que entró en mi vida de casualidad. Dieciocho años juntos. Cientos de anécdotas viven en mi recuerdo. Compartí con el una parte muy importante de mi vida. Aprendí mucho de el. Creo que mejoré como persona.
La serie que abrí hace meses en el blog lo inicie al darme cuenta que en cualquier país que visitaba, existía en mayor o menor medida el abandono del animal.
Mi colaboración en un pequeño homenaje a ellos y una reprobación a quienes con su actos permiten que pueda encontrar en la calle a estos animales abandonados.

Un abrazo amigo.

Jota Ele dijo...

¡Hola Jan!

Repasando las fotografías que he colgado en el blog desde el principio, he reparado que me habías contestado a mi comentario en tu blog.

Efectivamente, ellos nos hacen mejorar como personas y nos enseñan muchas cosas que, o no sabemos o la vida se ha encargado de endurecernos y nos ha hecho olvidarlas.

Yo no es que repruebe a los que abandonan un perro, es que los desprecio con todas mis fuerzas de mi ser. No es un ser humano quien abandona a un animal que jamás lo haría con él. Esa moda de comprar un perro a los niños, por ejemplo, para luego abandonarlo vilmente en cualquier carretera en las primeras vacaciones que se presenten, no es de recibo. Y es que habría que explicar a esos desalmados que un perro no es un peluche de juguete, sino un ser vivo que ama, sufre y está lleno de sentimientos. De esos sentimientos que el vil carece.

Claro que, si por las mismas razones, llegan a abandonar a un abuelo o abuela en el servicio de Urgencias de cualquier hospital, ¿Cómo podemos esperar que no lo hagan con un perro?

Mi perro, siempre está conmigo, vaya donde vaya. Y, si no lo admiten en cualquier sitio, es que tampoco me admiten a mi.

Un abrazo, Jan.

Merce dijo...

jajaja que te pensabas que no iba a venir a verlo??? jejeje

Que bonito!!! que mirada maas bonita tiene y que chulisimo es. Yo tambien he tenido perros y si, entienden, no hablan pero entienden, son capaces de demostrar cariño incondicionalmente. Solo lo sabe quien tiene o ha tenido perro. Sobre todo su nobleza, sin duda alguna.

Felicidades, no me cabe duda de que haceis un buen equipo los dos.

Bicos

Jota Ele dijo...

Pues, ándate con ojo, que te lo achucho y te vas a enterar de lo que es bueno.

Morder, no te morderá, pero te lavará la cara completa a lametones, besitos y cariñitos.

¡Ja, ja, ja, ja!

Tienes toda la razón, Merce. Nadie que no haya tenido un perro, puede hacerse una idea del amor que son capaces de dar.

Bicos grandes.

Elena dijo...

Hola de nuevo, no he podido resistir pasarme por tu blog para conocer a tu coleguita, es una preciosidad!!
A pesar de ser gatófila, no creas que los perros no me apasionan. En mi vida he tenido muchos, incluso estuve a punto de adquirir uno igualito a O Connell,al final me decidi por un cocker ruano , que compre en Madrid, mira que casualidad.En verdad adoro a todos los animales,y cada uno de ellos han sido y son parte de mi familia.Te dire que los gatos, como los perros son extraordinarios compañeros,los gatos es verdad que son totalmente diferentes, pero te aseguro que pueden ser tan leales y cariñosos como cualquier perro,conocerlos implica un mayor esfuerzo por el dueño pero cuando lo logras te das cuenta de sus magnificas cualidades, que en muchos caso y estoy segura que me disculparás por lo que te voy a decir, son superiores a los de los perritos. Como bien dices en tu post sólo lo llegan a comprender los que hayan tenido uno. Esa es una de las finalidades de mis blogs, acercaros un poquitin a ellos.
Perdoname por haberme extendido esta vez tanto, no lo suelo hacer.
Un abrazo desde el Algarve, hoy bastante nublado.

Jota Ele dijo...

¡Muchas gracias, Elena!

La verdad es que este pequeñajo es, como digo en la entrada, un Ángel de Díos al que le debo muchas cosas.

Yo no estoy en contra de los gatos, entre otras cosas porque me pasa como a ti, amo a los animales.

Si es verdad que son mucho más independientes y muestran su cariño menos que los perros.

Un abrazo.

Lola Padilla dijo...

O´Connell, ese perrito tiene cara de listo, tiene que conocerte mejor que mucha gente. Afortunado, que eres sin duda, un perro es una compañía tan tan especial. Tuve un perro Pastor Alemán que cada vez que me veía tenía que andarme con cuidado, deplegaba abrazos y casi me tiraba. Cuando me quedé embarazada, me empujaba a una silla, para que me sentaba y ponía su cabecita en mis piernas. Nunca olivaré su ternura.
Eres muy muy afortunado.

Esa música es para coger la maleta y comenzar los sueños.

Abrazos a los dos.

Jota Ele dijo...

¿Que si me conoce? No lo sabes tu bien Lola. A veces pienso quién gobierna a quién. Y llego a la conclusión que es él quien me gobierna a mi.

Es mucho más inteligente de lo que puedas imaginar y sólo tiene un defecto. Es excesivamente cariñoso. Un verdadero plasta. Tiene que estar encima de mi constantemente, rascándole la tripa.

¡Ja, ja, ja, ja!

Pero es un amigo que jamás traiciona.

Abrazos para ti de los dos.

María dijo...

Hoy me he dado un paseo con la vista, he visto todas tus imágenes, y quise llegar a tus comienzos, te felicito JL, por tan extraordinarias imágenes, todas me han encantado.

Saludos.

Jota Ele dijo...

Muchas gracias, María.

Celebro que te gusten las imágenes de mi blog.

Saludos.

Mar dijo...

O´Connell... ¡Ay qué perro tienes Jota Ele!... No voy a dejar que me coma... ¡Me lo como yo a él!... ¡Qué cosita, por Dios!... ¿Sabes que es la raza que más me gusta?.

Hay muchos en Murcia pero yo me enamoré de ellos en Escocia.

Ahora tendré que repartir los besos entre él y tú... Se sienteee...